Pachanga en South Bank

jueves, 30 de octubre de 2008

A partir del próximo miércoles a las 16 horas se darán cita los Brisbaneros con un grupo de franceses, ingleses, sudamericanos, y caribeños para jugar al fútbol en South Bank, en un parque en el corazón del barrio Griego en la ribera sur del Brisbanequivir, que tanto nos recuerda a nuestra Triana del alma.

La definición del juego podría ser Caos y Locura. Jugábamos 11 contra 11. Camisetas contra Sin camisetas. Dentro del equipo de los descamisados había una delantera compuesta por Ingleses de Yorkshire, tatuados y de aire surfero que jugaban al pelotazo y sin zapatos. Locura. La introducción de Lucas en el medio centro, "Catenaccio" puro, y Joaquín que avanzaba por detrás no cuajo en el juego inglés que optaba mas por el juego aéreo. La calidad en el uno contra uno que aportaba el dúo español no era bien vista por los anglosajones más acostumbrados a los pases largos y el juego físico.



Por mi parte, en mi equipo, el de los camisados, y yo con toda la responsabilidad de jugar con la elástica de la selección española, el juego lo realizaban desde el medio campo un jugador experimentado de raza negra de Trinidad Tobago y otro de origen francés por su acento. En la punta jugaba un chiquinino corretón que lucía la camiseta de un equipo mexicano. No lo hacía mal.

Yo jugué la mayor parte de Central derecho alternándome con un chaval francés, con el que acordé bajar si el atacaba y a la inversa. Mi tobillo trabajó sin problemas, y disfrutamos la mayor parte del tiempo.

El partido terminó empate al ponerse el sol.

El fútbol es un deporte grandioso.



2 comentarios:

Alvaro dijo...

Que mamones!

Yo llegué todo ilusionado con mis medias del Betis en plan Gordillo justo cuando acabó el partido.

Papá Juan dijo...

Alvaro, tú y tus medias del Glorioso le hubieran dado un toque de clase al partido.