Ole! A quest for true flamenco.

martes, 21 de octubre de 2008

Así se titula el articulo que el sábado pasado encontramos publicado en una de las secciones del periódico The Australian, su traducción es "Ole, Una búsqueda del verdadero flamenco". 

"Su búsqueda del autentico espíritu del flamenco llevó a Nellie Bennett a las callejuelas y a los bares gitanos de Sevilla".

El artículo esta escrito en primera persona por esta chica australiana que dejo su vida en Sydney para viajar a Sevilla con el objetivo de aprender flamenco, en él explica el choque cultural que supuso este viaje, que le ha cambiado la vida, y deja perlas tan simpáticas y ciertas como las que traduzco abajo, también intenta explicar el significado de palabras españolas como: culo, cafelito, botellón, alegría, picha o gracia.


Es una extraña visión, una chica tan blanca y delgaducha como yo aprendiendo flamenco en una sala llena de mujeres españolas llenas de curvas. Nunca olvidaré mi primer día en Sevilla. Mi profesora paró la clase para señalar mi inexistente trasero. "¿Donde está tu culo?", me dijo. Yo mire a todos lados confusa y avergonzada. Las otras chicas empezaron a reírse. "Vete al mercado, comprate un culo y te lo pegas! Madre mía!".

Rapidamente aprendí algunas cosas sobre España. Por ejemplo, solo porque algo sea ilegal, no significa que no esté permitido...

Cuando llegué a Sevilla, yo era una incorruptible vegetariana. Solo bebía agua pura y equiparaba a los fumadores con los pedófilos. Pero la primera noche que salí cambio todo eso. Estaba con un grupo de estudiantes de mi academia...   Fui a la barra del bar y pedí una botella de agua. El camarero sonrió, revelando una asombrosa colección de dientes (negro, negro, dorado, negro). Agarró una botella de vino y una copa. "Se nos ha acabado el agua", dijo encogiéndose de hombros, y llenó la copa hasta el borde.

Pasé mi primera semana explorando la zona buscando ulgún sitio con café para llevar, pero no encontré ninguno. Le expliqué el concepto de takeaway coffee a mi profesora. Ella me miro fijamente, alucinada. "¿Beber café mientras andas?" Exclamó. "¡Eso es como fumar un cigarrilllo mientras estás corriendo!" Y me miró a los ojos preguntando, "¿Por que tienes tanta prisa, mi niña? No sabes, que no hay ningún sitio al que ir?".

Cuando volví a Sydney, me encontré a mi misma mirando a las cosas familiares como algo nuevo. Las televisiones de plasma en nuestros elegantes y reformados pubs emitiendo los ultimos videoclips, mandando el mensaje de que el arte es creado en un escenario, no en nuestras interacciones sociales diarias. Y las restricciones de alcohol en nuestra supuestamente relajada sociedad significan que no puedes andar por la calle bebiendo una cerveza sin sentirte como un criminal.

Así que hice la maleta de nuevo.... y esperé el vuelo de vuelta a España. Aquí he descubierto que soy mas española que los españoles.

¿Y el flamenco? Bueno, al final aprendí que el flamenco no puede ser enseñado. Es un espíritu que flota en el aire, fluye en como un niño gitano anda por la calle detrás de su tío, cantando una bulería. Fluye en el vendedor de fruta del mercado que rompe con un repentino grito al ver una cara bonita. Está en las caderas de una chica de pueblo que baila para su amado. Que diablos! en un día bueno, incluso fluye en mi.

Toma!


También habla de sus experiencias en tabernas y bares gitanos bailando con el patriarca, de la semana santa o de alguna noche saliendo en la Alameda. Que artista la tía.

Seguro que alguno se la encuentra por Sevilla, recordad, se llama Nellie, dadle recuerdos de mi parte.


4 comentarios:

Papá Juan dijo...

"Rapidamente aprendí algunas cosas sobre España. Por ejemplo, solo porque algo sea ilegal, no significa que no esté permitido..."
Me quedo con esta frase. No se puede decir más sobre nosotros los sevillanos con menos palabras. La chavala aprendió rápido.
Por cierto, Alvaro, no te preocupes que si me la encuentro le daré recuerdos tuyos... aunque no tenga culo.

Ana dijo...

Quéee bonito!! me emocionao. Viva España!!!

fatima dijo...

pero artista! está claro que esta tiene sangre de algún indígena que como lucas se plantó en australia y dejó semillas...

Anónimo dijo...

Hola Alvaro!

La chica Nellie es amiga mia pero ahora vive en Madrid. Solo estaba en Sevilla por un poco de tiempo.

Por cierto me llamo Sebastian vivo en Sevilla desde Abril, pero naci en Bribane.

Ostias!