Llegó el final

martes, 3 de febrero de 2009

el 26 de Julio del año pasado, una lluviosa noche de invierno en Sydney, ponía por primera vez los pies en suelo Australiano y seis meses y medio después ha llegado la hora de la despedida; me despido de Australia, de Brisbane y de nuestra casa en Vulture street, de los nuevos amigos y de los que siempre han estado a mi lado, del verano y del ventilador, de las hormigas asesinas y de los murciélagos gigantes... en fin, muchas cosas que se quedan atrás y otras muchas que están por venir.

Ha sido un placer escribir este blog y sinceramente espero que lo halláis disfrutado al igual que yo lo he hecho contando nuestras batallitas, no es que se cierre, pues aun quedan dos Brisbaneros por aquí, pero si que está será mi última entrada. Como mi aventura en Australia me quedo en el blog con una sensación de "coitus interruptus", las circunstancias son así y no merece la pena lamentarse, pero se me han quedado en el tintero muchos temas de los que tenía pensado escribir: contaros más historias sobre los aborígenes, explicaros las cosas que Sevilla o cualquier ciudad de España debería copiar de Brisbane, hablar de una teoría que tenemos por la cual estamos seguros de que Rojas Marcos (ex alcalde de Sevilla) visitó Brisbane y por eso tenía la "loca" idea de construir una playa artificial en el Guadalquivir, contaros el gravísimo problema que tiene este país con una terrible especie invasora, los conejos, que ha arrasado gran parte del estado de Victoria, también hablar de las manadas de caballos y camellos salvajes que habitan el inabarcable interior de Australia, subir muchos de los vídeos que tenemos grabados, desmitificar la leyenda de que en Australia el agua del váter gira en sentido contrario al tirar de la cadena, contaros por que aquí los coches Opel se llaman Holden y mi mítico Opel Corsa es un Holden Barina, o recordar que la exposición mundial de 1988 se celebró aquí en Brisbane en el South Bank........

Por mi parte nada más que añadir, me quedan dos días en el país que voy a pasar visitando Sydney para así quitarme la espina de ver, por fin, la Opera House.

Ha sido todo un placer.

Adiós Australia, un Brisbanero se despide.

6 comentarios:

Pablo dijo...

te recibiremos con los brazos abiertos!

JIERROROJO dijo...

Adios Alvaro!!!! Que tengas un buen viaje de vuelta. Que disfrutes en Sydney. Y que si encuentras la isla no te mezcles con los otros.

rocío dijo...

Vuelves! Siento que las cosas no hayan salido como esperabas, pero, ¡que bien volver a tenerte por aqui!. Aqui te espera otra inmigrante regresada y toa triana.
Julio, Joako, seguid con el blog, no?
Álvaro, por aqui tienes muebles del Ikea que montar, jeje
Un beso!

Er_Charlie y Er_Apoyo_Psicológico dijo...

Little álvaro! Me meto en el blog por primera vez en semanas desde Madrid y me encuentro con la noticia! Joder, lamento que el tema del trabajo haya sido tan surrealista. Te digo por experiencia que estas cosas siempre son pa mejor. En fin, son "peaso" de 6 meses los que te has pegao y que pa ti se quedan. Siempre quedará Triana y el Aljarafe, jeje.

LoveYou Man.

Sara dijo...

Gracias por habernos dado la oportunidad de conocer cosas de Australia y de vuestra vida, eso es un trabajito. Nos vemos en Betis

Papá Juan dijo...

¡Me cago en la mar, Alvaro! Pero estoy con el Charli; ya verás como será para mejor.
Por el blog no preocuparse, que ahora que tengo aquí a Joaquín le voy a dar la "brasa" bien dada para que no sea perro y escriba cosas.